Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

3 de junio de 2017

Alas a la utopía

 Irma Basarte Diez (Irma “la utópica”), presidenta de la Asociación de Amigos de los Palomares de León, en la última página de El Día de León. Fotografía: Ana M. Díez.


PERSONAJES A LA ÚLTIMA

IRMA BASARTE DIEZ

ALAS A LA UTOPÍA

Por ELOÍSA OTERO

(Publicado el 3 de junio de 2017 en la última página de El Día de León)

“¡Que tengan que venir unos holandeses a reconstruir un palomar en León…!”. Irma Basarte Diez, o Irma “la utópica”, como la conocen sus amigos, sonríe mientras nos tomamos un café en la terraza del bar El Olvido, en su barrio (el Polígono X). Hace nueve años que abrió su blog “Un mundo feliz. La utopía del día a día”, como una atalaya desde la que dar cuenta de los sueños que merecen convertirse en realidad. Su propia utopía tiene que ver con la protección de los palomares, esas pequeñas construcciones dispersas en el paisaje sentimental de la provincia que también forman parte de nuestro patrimonio tradicional olvidado. “Antaño servían para criar pichón y para fertilizar la huerta con la ‘palomina’ (excrementos), pero ahora se caen a pedazos”.

Cuenta que nació en Zurich en 1969. “Mis padres se fueron muy jóvenes a trabajar a Suiza, pero regresaron en 1975”. Ella también empezó a trabajar pronto, mientras estudiaba Economía y Administración de Empresas, y así fue cajera en un supermercado, pasó por una compañía de seguros (departamento de siniestros), trabajó en una pizzería y llevó la contabilidad de varias empresas. A principios del 2000 la contrataron en un colegio profesional, donde sigue.

Cuando llega el buen tiempo, Irma planta verduras y tomates en la huerta familiar de Miguel Pastrana Bermejo, su pareja, en Santas Martas. Allí compraron hace años un minúsculo terreno con un palomar casi derruido. “Nos propusimos restaurarlo. Tenía un nido de cigüeña arriba, así que lo primero que hicimos fue poner dos nidos alternativos. Entonces, alguien nos denunció al Seprona. Ahí empezó todo. Contacté con el Instituto Leonés de Cultura, a ver si podían asesorarme sobre cómo proteger los palomares. Jesús Celis me ayudó mucho, y Concha Casado. Lié a todos los amigos y familia para reconstruir el de Santas Martas, aprendimos a hacer barro y a reciclar adobe… Y ahí está”, comenta con orgullo.


En 2011 fundó la Asociación de Amigos de los Palomares de León, con su pareja como cómplice y Concha Casado como Presidenta de Honor. Desde ahí, consciente de que “para salvar nuestro patrimonio lo primero es conocer dónde está, sus orígenes y su historia”, empezó a inventariar y a fotografiar estas construcciones en su tiempo libre. Arrancó en Los Oteros, y continuó por toda la provincia. “Un pueblo te lleva a otro pueblo…”. En la actualidad tiene catalogados 1.300. “Solo me faltan algunos del Páramo, que están muy dispersos”, afirma.

Como escribió Galeano, “la utopía sirve para caminar”. Y así, pasito a pasito, Irma ha logrado ir removiendo conciencias. Gracias a internet, su labor ha trascendido fuera de España. En 2012 recibió una sorpresa inesperada: una pareja de holandeses, Hanneke y Ruud Loman, contactaron con ella y le manifestaron su intención de financiar la restauración de un palomar a través de la Asociación. Iban en serio. Se optó por el que existía cerca del monasterio de Carracedo, fechado 1769. Tardaron tres años en resolver el papeleo. “La reconstrucción fue total, impresionante, los holandeses invirtieron 24.000 euros”. Al final incluso les han dado el premio Palacio Canedo a la restauración del patrimonio del Bierzo, cuyo importe (1.500 euros) Irma ha destinado a imprimir la preciosa exposición de fotografías “Palomares de León. Utopía en Camino”, que se puede ver en el Museo Etnográfico (en Mansilla de las Mulas) hasta el 25 de junio. “Yo no gano nada con esto. Lo hacemos todo por amor a la tierra”, subraya. ¿Cómo es esta provincia? No se lo piensa demasiado: “No nos queremos, se nos cae todo… No apreciamos lo que tenemos y así difícilmente se construye nada”. Dos ejemplos: “La Plaza del Grano, las bodegas…”. ¿Su utopía irrealizable? “Irme a vivir a Cuba y de paso salvar las 1.300 utopías en forma de palomar que tenemos en esta provincia”.

Irma Basarte10.-

15 comentarios :

  1. Una utopia alada : ¡ que fabuloso pleonasmo ! . ¡¡¡ felices vuelos , IRMA !!!
    Bicos RUA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Felicesss vueloss para ti también!

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  2. Qué alitas más bonitas tienes utópica, Irma toda tú eres utopía.

    Besos y gracias por compartirlas.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena encatandora de utopías, de palomares y de mil cosas más.

    ResponderEliminar
  4. Oleeeeé esaaaa utópica guapa, por cierto no sé si tienes inventariados los palomares de Quilós, es que te veo ahi con un palomar entre manos y me acabo de acordar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Estupendo y merecido artículo Irma
    Y que se sigan cumpliendo utopías!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¡Irma!!! Esto me ha hecho emocionar profundo, hasta me han rodado lágrimas. Nunca pares de perseguir utopías. Esa en especial, ¿qué manera más tierna de proteger la madre naturaleza? Eres una grande y te admiro muchísimo. Un honor inmenso es conocerte.
    Besos, muchos besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Irma, qué guapa! Felicidades. Muchos, muchos, BESINES.

    ResponderEliminar
  8. Irma sobre los nidos que pusisteis en el terreno en el que se encuentra vuestro palomar entiendo que fue sin derruir el que existía antes de que optaría por uno de los que colocasteis, por lo que no entiendo mucho lo de la denuncia.
    En cuanto a que unos holandeses tendrían que ser los que reparasen algo tan nuestro es una pena.
    En otra entrada haces mención al ascenso de la Cultural a segunda, felicidades al club y seguidores.
    También comentas que subir la plaza del Grano a primera la cual en mi ultima visita a León la vi vallada espero que no la estropeen al querer arreglar, junto a ella deberían subir mas monumentos a primera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Oye... y además guapaaaaa

    Lo tienes todo eh...

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. ·.
    ¡Manda huevos! ¿Que alguien os denuncie por...! ¡Que cosas!
    Me quedo con tu labor, labor admirable, y me quedo con el deseo de que tu ejemplo cunda.

    besines

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  11. Orgullosa me siento de ser una de tus comentaristas, Irma. Además del buen trabajo se nota que eres una luchadora, el hecho de estudiar y trabajar al mismo tiempo lo demuestra. Ese empuje y esa fuerza son el motor que precisan las utopías.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Esaaa utópicaaaa guapaaaaa!!!!!

    Besos

    ResponderEliminar

  13. Ainsss, esta Irma! Conseguidora de utopías... quién dijo "no se puede"? Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-