Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

21 de julio de 2017

Riaño rima con engaño, cuando las raices de un pueblo quedan anegadas es difícil volver a enraizarse

La utopía de Riaño nunca se hizo realidad

El embalse de Riaño 

figura entre los "delitos" ambientales más traumáticos.


Riaño rima con engaño, hace 30 años que El Valle de Riaño sufre de este engaño y de este timo, ahora tenemos un Riaño navegable y si esto nos parece poco, nos colocan un banco precioso, eso sí "con vistas" para que sea el banco más bonito del mundo mundial, si te sientas en él, disfrutas de tu momento happy, es todo tan happy-cuqui que a mí personalmente me entran sarpullidos.

Resulta que un caudillo dijo eso de, aquí se hace un pantano, llegó la democracia y los Felipones dijeron aquello de vamos hacer lo que ha dicho el caudi que la idea es "cojonuda", pintaron con letras tétricas el cartel de DEMOLICIÓN y al final ahogaron a todo un valle, ahogaron sus casas, sus vidas y sus recuerdos.


El valle de Riaño nunca ha curado ni curará sus heridas, es un poco como la Memoria Histórica de este país, la verdad que mal nos llevamos en este país con la memoria y con la historia.

Mientras los pamplonicas celebraban San Fermín allá por el año 1987, en la provincia de León los pueblos: Anciles, Salió, Huelde, Éscaro, La Puerta, Burón, Pedrosa del Rey, Riaño y Vegacerneja quedaron anegados por el Pantano de Riaño.

"En España hablar de la realidad es de mal gusto".
Julio LLamazares

Riaño tiene sed de utopía


"La obra va a proporcionar una inmensa riqueza 
a toda una zona de León, aunque suponga sacrificios"
José Luis Rodríguez Zapatero

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

2 comentarios :

  1. Es fácil, solo hay que vaciar el agua. La capacidad de recuperación de la tierra y los humanos es asombrosa.

    ResponderEliminar
  2. Y tb gratis!! Anda que no hay que limpiar en el fondo

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-