Perdemos milenios en decenios, no podemos perder la cultura popular ni su arquitectura tradicional. ¡Ojalá consigamos hacer realidad esta utopía! #SalvemosLosPalomares

24 de noviembre de 2017

¿Conoces la historia de los castaños utópicos de Morla de la Valdería?


Morla de la Valdería es una pedanía del municipio de Castrocontrigo en la comarca de la Valdería, en la provincia de León y como decía y defendía Concha Casado "cada pueblo, por pequeño que sea, tiene una cultura propia que lo hace único". Concha fue quien me contó en repetidas ocasiones el vínculo que tenía este pueblo con sus castaños, ella misma me llevó a visitarlos hace años y me transmitió un cariño especial por ellos, de hecho cuando viene alguien "especial" que siente algo "especial" por lo árboles, les llevamos siempre a visitarlos.

Por cierto a los árboles no se les quiere más abrazándolos o pisando sus raices, más bien todo lo contrario, les hacemos mucho daño, por eso tenlo en cuenta cuando estés visitando  un árbol anciano, respétalo y no pises sus raíces porque le estarás haciendo mucho daño, "hay amores que matan", no lo digo yo, lo dice gente que cuida y sanan árboles, como el maestro y médico de los árboles Bernabé Moya y toda La Comunidad de El bosque habitado de Radio 3.

Soy un castaño anciano y utópico si me abrazas y me pisas me haces mucho daño

Soy un castaño impresionante, me bautizaron con el nombre de La Castañal Grande de la Llamiella o simplemente me llaman la Castañal Grande, soy un árbol de dimensiones colosales y vivo dentro del pueblo, si te acercas a las escuelas, ahí me encontrarás, mi tronco está ahuecado de forma natural y mi perímetro supera los 11 metros en la parte basal. Mi copa es frondosa, está formada por ramas muy gruesas, una de ellas  fue incapaz de aguantar su propio peso y acabó cayéndose al suelo. Soy un monumento vivo, he sobrevivido a muchas historias pero si me abrazas y me pisas me harás mucho daño, si tienes ganas de abrazar a  alguien cuando me veas, abraza a quien tengas cerca o busca a un paisano o paisana del pueblo y abrázalo para darle las gracias por cuidarnos  tan bien.

Si te das la vuelta, muy cerca de mí verás a la Castañal de los Ñabales, te pido por favor que no la pises ni la abraces, simplemente respétala como a mí.

Ella..

Me llaman La Castañal de los Ñabales

Es algo menos gruesa que yo pero tiene una copa ligeramente mayor que la mía. Desde el ápice de su tronco hasta la base del mismo verás que tiene una cicatriz, dicha herida la provocó un rayo por los años 90, sufrimos mucho ese día pero al final todo terminó bastante bien, todo el mundo que nos viene a visitar se quedan impresionados y la gente del pueblo nos quieren y nos miman, gracias al sentido comunal de sus paisanos y paisanas sobre nosotros, hemos permanecido en pie por los siglos de los siglos, hemos vivido muchos Concejos, cortejos, riñas, besos, pero como somos ancianos apenas los recordamos ya, también hemos sufrido sustos con el fuego, desgraciadamente seguimos viviendo con ese temor, pero afortunadamente nuestros vecinos humanos nos siguen cuidando y esperamos que generaciones venideras hagan lo mismo.

Al árbol le gusta entonar canciones que el viento no recuerda.
Ali Ahmad Said Esber

Post publicado en el periódico digital iLeon.com

Irma Basarte10.-

32 comentarios :

  1. ....porque además del "regalo" que encierran en los erizos , "sanean" el entorno ; merecen nuestro
    respeto y cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que cuidar a nuestros mayores.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  2. Impresionantes y la luz también preciosa Irma, son muy bonitas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los modelos son precioso.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  3. Que bien nos informas de tu querida tierra, en este caso de esos bonitos castaños, que si hablaran las cosas que dirían. Preciosas las fotos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonita utopía si hablasen los castaños!

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  4. Como diría Jesulin Im presionantes, puedes estar una vida contemplándolos y no cansarte.

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla, Irma
    Debo ir a verlos, con cuidado y el respeto que se merecen, el castaño es mi árbol....

    Precioso patrimonio natural el de nuestra tierra, gracias por compartirlo siempre con tanto cariño y simpatía

    Besos utópicos😄😄

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues disfruta mucho de esa visita.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  6. ¡Qué preciosidad de árboles! Me han encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es un castaño alucinante. Viejo y sabio. Se me haría difícil reprimir el abrazo, pero ciertamente los árboles son frágiles y no todos aceptan , a su edad, que pisoteen sus raíces. Según el tipo y el estado del árbol lo hacemos o no.
    Un sitio maravilloso para relajarse y escuchar los mensajes del viento a través de las hojas y si éstas están amarillas de otoño, pues mejor todavía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras vente que te los enseñamos, todo ese entorno tiene un encanto muy pero que muy especial.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  8. Hermosos árboles que posan encantados con la manera cariñosa en que los has descrito. Muy importante saber lo dañino de los abrazos. Adoro los árboles y hay que protegerlos.
    Y yo a ti te abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los árboles son nuestra sombra, nuestro oxígeno y nuestra vida, aunque parece que los humanos seguimos empeñados en destruirlos.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  9. Qué maravilla de árboles.
    En mi próxima vida quiero ser un árbol gigante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muy muy grandoteeee.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  10. Impresionantes los castaños de Morla, Irma.He estado varias veces. La próxima visita q hagas a la zona, ecercate a la localidad de Muelas de los Caballeros a visitar el bosque Fenal. Es una finca con arboles de especies distintas. Merece la pena. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación, vaya que si lo haré.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  11. Irma, me has emocionado. Desde aquí envío abrazos a esos gigantes sé que los aceptarán. Para tí megabesines.

    ResponderEliminar
  12. Que emocionante lo que nos regalas hoy
    Recuerdo a mi abuela decirme que antes de abrazar a un arbol hay que pedirle permiso
    LLegue a ti mi cariño y deseos de buen fin de semana y mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu abuela, así es.

      Besines utópicos, Irma.-

      Eliminar
  13. Precisamente,acabo de reformar una preciosa casita de piedra en este pueblo,de Morla de la Valdería. Lo que más me impresionó cuando conocí este pueblo fueron los inmensos castaños, las aguas cristalinas del río Eria, las casitas de piedra rojiza y el entorno, que es espectacular. Así que os invito a todos que vengáis a conocerlo, eso sí, como dice ahí arriba, con respeto y con cariño. Buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutalo mucho, muchísimo, pues nosotros vamos amenudo siempre que podemos nos hacemos una escapadita por allí.

      Abrazote utópico, Irma.-

      Eliminar
  14. ·.
    Imponentes fotos, en su calidad, pero más por su contenido.
    Me ha encantado oír lo que nos cuentan esos árboles. Tomaré no en lo que no abrazarlos. Ya ellos saben cuánto le aprecio.

    B·utópicos

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sabennn que les queremos mucho y a ti también te aprecio mucho muchísimo.

      Abrazote utópico, irma.-

      Eliminar
  15. Por los árboles trepa la energía de la tierra. Estar entre ellos es estar bañado por ella.

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios y sobre todo por creer en utopías, Irma.-